Nace una asociación para proteger los hórreos de León


Quedan cerca de 300, pero en su día fueron miles. León quiere poner fin a la desaparición de los hórreos y para ello ya trabaja en la creación de una asociación que de la mano de las comunidades vecinas de Asturias y Galicia proteja esta parte de nuestro patrimonio.

Anselmo Reguera siente desde pequeño fascinación por estas construcciones que en su día se destinaron a guardar y conservar alimentos, alejados de la humedad y los animales y que, con el tiempo, fueron perdiendo su uso original. De su mano y en compañía de Eloy Algorri, estudioso de estas construcciones y miembro activo de la ‘Red Hórrea’, Reguera trabaja en los estatutos de una asociación que pronto verá la luz en la provincia.

«Aquí no teníamos nada, ninguna asociación dedicada a preservar esta parte de nuestro patrimonio, pero sí que había gente interesada en hacerlo», cuenta Reguera, que sabe bien lo que es recuperar hórreos. Natural de Felechas, hace unos años y gracias a la Asociación Cultural La Brusenda, Anselmo Reguera pudo cumplir uno de esos sueños de la infancia: recuperar cuatro de los siete hórreos que en su día tuvo la localidad. Con mucho esfuerzo por convencer a los dueños de los mismos, muchas veces poco interesados en invertir en recuperar un trozo de la historia de León, la asociación logró finalmente hacerse con dos de ellos y reformarlos. Los otros dos fueron recuperados por los propios propietarios.

En busca de la protección de la UNESCO

Este hecho, que se convirtió en todo un hito en la zona, salió de las fronteras de León y llegó a los oídos de asociaciones de Galicia y Asturias, que contactaron con Anselmo y Algorri. «Él me convenció de que había que hacer algo, que valía la pena poner en marcha una asociación para trabajar juntos y conseguir que no se pierdan más construcciones y en ello estamos, muy ilusionados», comenta.


Hórreo de Las Bodas y conjunto de tres en Felechas.


A.R

Imagen principal - Hórreo de Las Bodas y conjunto de tres en Felechas.

Imagen secundaria 1 - Hórreo de Las Bodas y conjunto de tres en Felechas.

Imagen secundaria 2 - Hórreo de Las Bodas y conjunto de tres en Felechas.

El primer fin de semana de noviembre León acogió un encuentro de Red Hórrea, movimiento que aglutina a su vez asociaciones de Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco o Navarra y que también incluye a países fundadores como Portugal e interesados en formar parte como Turquía, Suiza, Austria, Holanda o Francia. En esta jornada que se desarrolló en el Colegio de Arquitectos de León entusiastas e investigadores compartieron líneas de trabajo y proyectos encaminados a crear intercomunidades con el único objetivo de difundir y proteger estas construcciones y lograr que la UNESCO también lo haga.

«Hace 50 o 60 años había en la provincia entre 1.000 y 2.000 hórreos»

Porque esa es la principal urgencia: que no se pierdan más hórreos. Cuenta Reguera que León sumará aproximadamente en la actualidad unos 300 hórreos, entre ellos el de Las Bodas en Boñar, un hórreo de estilo primitivo y que es de los más -si no el más- antiguo de España con una madera que supera los 300 años. «Hace 50 o 60 años en la provincia había entre 1.000 y 2.000 hórreos, pero al perder su función se fueron abandonando o se tiraron para construir otras cosas», lamenta.

Pide Reguera que se valoren estas construcciones como una parte más de nuestro patrimonio. «Nuestro mensaje», dice, es «que hay que mantener los que tenemos e intentar que no se pierdan más. Fomentar que los dueños los arreglen y si no pueden que los donen o los cedan para que asociaciones como la nuestra puedan hacer algo». El hórreo es una construcción muy común de las comarcas de Laciana, El Bierzo, Montaña Oriental y Picos de Europa en la zona de Sajambre y Valdeón.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *